Archivo del sitio

Para cada cola, un ejercicio…


Puede ser chica, ancha, caída o chata. Parece un trabalenguas, pero toda mujer conoce los puntos a mejorar en su cuerpo. Aquí, las soluciones.

Para cola caída

Probá con el ejercicio llamado “peso muerto”. Parada, sostené dos mancuernas frente a los muslos. Tenés que inclinarte hacia adelante, flexionando la cadera y descendiendo el tronco hasta que casi quede paralelo al suelo. La pierna derecha se eleva a medida que el tronco desciende. Erguirse nuevamente.

Esto es una repetición. Realizá 15 repeticiones y hacé el ejercicio con la otra pierna. Completá 4 series de 15 repeticiones, 3 veces por semana.

Los ejercicios que flexionan la cadera en lugar de las rodillas trabajan la zona que se sitúa en la parte baja de los glúteos, donde los isquiotibiales se anclan a la cadera.

Para cadera ancha

Lo tuyo es el elíptico. Los ejercicios cardiovasculares (cinta, bici, elíptico), realizados con una baja resistencia o carga, afinan y compactan tus glúteos sin desarrollarlos demasiado.

Realizá 30 minutos de cardio, 4 a 5 veces por semana, con una carga suave. Podés alternar las máquinas para que la sesión de entrenamiento sea más divertida. Por ejemplo, realizar 15 minutos de bici seguidos de 15 minutos de elíptico.

Para cola chica

Probá con los “sprints” (piques cortos) y las cuestas . Podés realizar 10 sprints de 20 metros con 15 a 30 segundos de descanso entre cada sprint y 10 cuestas arriba de 50 metros con 1 minuto de descanso entre cuestas. Hacé esta rutina 3 veces por semana, con 2 días de descanso en el medio.

Son ejercicios de potencia que favorecen la ganancia de volumen muscular, ya que suponen una sobrecarga importante para los grupos musculares trabajados.

Para cola chata

Si tenés poca cola, lo primero que podés hacer es “fabricarte” una. Realizá estocadas (tijeras) y sentadillas con piernas ligeramente separadas. Estos ejercicios con bastante carga (por ejemplo, con unas mancuernas en las manos o una barra con peso en los hombros) ayudan a redondear y darle forma a la cola.

Para realizar una sentadilla, parate con los pies al ancho de caderas y los brazos colgando a los lados. Bajá flexionando la cadera, en posición de cuclillas, hasta que las rodillas queden flexionadas a 90 grados. Volvé a la posición inicial. Esto es una repetición. Realizá 3 a 4 series de 10 repeticiones.

Para ejecutar una estocada, colocá las manos en tus caderas y hacé un paso al frente con el pie derecho hasta que la rodilla forme un ángulo de 90 grados. Volvé a la posición inicial. Repetí la estocada con la pierna izquierda. Esto es una repetición. Realizá 3 a 4 series de 10 repeticiones.

Completá esta rutina 3 veces por semana.

Fuente: entremujeres.com
Anuncios

¿Qué causa la flacidez?


La flacidez es la falta de firmeza en la piel, debido a la pérdida de colágeno y elastina, éstas son las sustancias que sostienen la piel.

Las causas que producen la flacidez son:

Los hábitos alimentarios incorrectos

Las dietas ricas en grasas e hidratos de carbono refinados (dulces, tortas, etc) y baja en proteínas, independiente del peso que se tenga, producen la pérdida de colágeno y elastina. Las dietas restrictivas pueden producir en el cuerpo descensos rápidos de peso, que acelerarán la pérdida de estas dos sustancias que sostienen y dan firmeza a tu piel.

La poca actividad física

Tener una vida sedentaria por falta de una rutina de ejercicios físicos, lleva a una pérdida de elasticidad de la piel y tonicidad de los músculos.

El exceso de exposición solar

La exposición durante mucho tiempo a los rayos solares, producen en la piel la pérdida de colágeno y elastina, además de deshidratarla.

Los tratamientos para la flacidez se determinarán dependiendo de cada caso.

Como combatirla, a continuación se detallan algunos consejos para combatirla y evitarla:

  • Realizar una dieta baja en hidratos de carbono, complejos, grasas y rica en vitaminas antioxidantes como vitamina E, C y A.

  • Tomar dos litros de agua en forma diaria.

  • Practicar ejercicios localizados para glúteos, brazos y panza, como complemento de caminatas diarias durante 30 minutos.

  • Realizarse masajes con cremas reafirmantes aplicándola en forma diaria sobre la zona afectada.

  • Con supervisión médica, se puede optar por el tratamiento de radiofrecuencia para dar firmeza a tu piel.

  • Aplicarse dermo health , elimina la adiposidad localizada y modela el cuerpo.

  • Realizarse el procedimiento de mesoterapia o mesoterapia virtual fozalizada en anti-celulitis y rejuvenecimiento de la dermis.

  • Además existen otros métodos invasivos como la cirugía, en el cual se retira la piel sobrante. Este método es especialmente utilizado en personas con hiperobesidad, que al perder peso necesitan reducir la cantidad de piel.

Existen muchos tratamientos para combatir la flacidez, lo importante es recurrir a un centro con profesionales y experiencia para lograr buenos resultados sin riesgos.

A %d blogueros les gusta esto: